TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

28 junio 2017

Manual de Diseño Bioclimático Urbano




La relación de la arquitectura y el urbanismo con el lugar ha sido estudiada y analizada desde muchos puntos de vista y con perspectivas diferentes. Al lado de pueblos y ciudades que han ido evolucionando de forma muy lenta, con adaptaciones sucesivas a las condiciones del sitio, surgen formas arquitectónicas y de asentamiento absolutamente descontextualizadas y, normalmente, fruto de la necesidad de hacer las cosas cada vez con mayor rapidez. 

Poco a poco esta segunda forma de hacer ciudades y edificios ha ido tomando carta de naturaleza y, a día de hoy, es complicado relacionar las nuevas extensiones urbanas con un clima concreto, con un territorio específico o con una cultura determinada.

Hace más de dos mil cuatrocientos años decía Sócrates (recogido por Jenofonte en el libro III, capítulo VIII de Recuerdos de Sócrates): “Bien, pues en las casas que miran a mediodía el sol se cuela en el invierno entre los soportales más que en el verano en el que, al pasar por la cima de nuestras cabezas y techos proporciona sombra. Así que, si se supone que esto es bueno, habrá que construir más altas las partes que den al mediodía, para que el sol de invierno no encuentre estorbos, y más bajas las que den al septentrión para que no den contra ella los vientos fríos”. 

Probablemente sea una excelente descripción de lo que se puede entender por un edificio bioclimático. El que la casa de Sócrates fuera “bioclimática” hace ya casi veinticinco siglos debería hacernos pensar a qué cosas le estamos llamando modernas o antiguas.

Pero lo primera relación con el lugar siempre es la elección del sitio. El sitio adecuado para un asentamiento humano no es siempre el mejor desde el punto de vista “bioclimático”. Intervienen muchos factores, desde los puramente económicos hasta los de oportunidad. Y no es que no se sepa desde hace mucho cuales deberían ser unas buenas condiciones para esta elección. 

Dice Vitrubio en sus Diez libros de Arquitectura (Capitulo IV,23, trascripción directa de la traducción del latín de José Ortíz, 1787): “En la fundación de una ciudad, será la primera diligencia la elección del parage mas sano. Lo será siendo elevado, libre de nieblas y escarchas; no expuesto á aspectos calurosos ni frios, sino templados. 

Evitaráse tambien la cercanía de lagunas; porque viniendo á la ciudad las auras matutinas al salir el sol, traerán consigo los humores nebulosos que allí nacen, juntamente con los hálitos de las sabandijas palustres, y esparciendo sobre los cuerpos de los habitantes sus venenosos efluvios mezclados con la niebla, harían pestilente aquel pueblo”.
















BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS