TRADUCE APUNTES A CUALQUIER IDIOMA

29 agosto 2017

PROYECTO PROFESIONAL POR CONCURSO GRAN MUSEO DE EGIPTO EN EL CAYRO : Heneghan Peng Arquitectos




La presente es una de las pocas obras públicas de Egipto que ha sido sometida a concurso internacional y resultó elegida entre más de mil 500 proyectos procedentes de 83 países. Inaugurado en 1902, el Museo de El Cairo ha sido el centro histórico de exhibición de la cultura egipcia y de sus de faraones. Sin embargo, hace muchos años quedó rebasado.

La sobresaturación hizo cada vez más urgente la necesidad de contar con un nuevo espacio ante la imposibilidad de expandir el actual museo, ubicado en la famosa Plaza Tahrir, considerado una joya arquitectónica que data de principios del siglo XX.

El recinto se creó con la intención de albergar 12 mil objetos, pero hoy en día posee una colección que supera los 150 mil, lo que ha obligado a almacenar miles de piezas y exhibirlas en desorden, como si fuera un oscuro almacén. Desde hace una década, el gobierno decidió levantar una nueva instalación, un proyecto que lo convertirá en el museo más grande del mundo, cerca de las pirámides de Guiza.

Sin embargo, las revueltas y la revolución que se produjo en Egipto en 2011, aumentaron los costos a cerca de mil millones de euros (desde los 550 millones de euros iniciales) y retrasaron su construcción. En 2013 comenzaron los trabajos y la empresa egipcia Orascom Construction se adjudicó el contrato para la tercera fase de la magna obra que será un escaparate para unos 100 mil artículos del antiguo Egipto.

Las autoridades egipcias esperan recibir en el nuevo museo unos cinco millones de visitantes al año, con un promedio diario de 10 mil personas. Son tantos los tesoros que tiene Egipto que tras la apertura del megaproyecto, el actual museo de El Cairo continuará exhibiendo la majestuosidad que alcanzó la civilización egipcia.
















Heneghan-peng architects son los ganadores del concurso del Gran Museo de Egipto, que atrajo a 1.557 participantes de 83 países, probablemente el concurso global más grande de la Historia. Está localizado en la primera meseta desértica en las afueras de El Cairo, entre la Gran Pirámide de Giza y El Cairo. Constituye uno de los museos más grandes del mundo y el más grande de obras egipcias. El museo se concibe como un complejo cultural de actividades dedicadas a la Egiptología e incluye una instalación para conferencias, biblioteca e instalaciones multimedia.

El complicado y exigente programa tuvo que resolver un abanico de distintas actividades y servicios de mantenimiento, entrelazando las necesidades públicas y privadas, turísticas y académicas, de los visitantes del museo y de los conferenciantes. El museo incluye 30.000 m2 de espacio para exposiciones y un auditorio para 800 personas.

Para acoger a los 4,8 millones de visitantes al año era necesario crear una sensación de movilidad limpia y fluida. Ésta misma experiencia debía transmitirse a todos las personas, mayores o jóvenes, capaces o con minusvalías, al ascender por la gran escalera que conduce a los visitantes hacia en interior del mundo de los Faraones.Aunque la función principal del nuevo Gran Museo de Egipto es ser un gran almacén de obras antiguas, la instalación tiene otras funciones a nivel urbano y social.

El emplazamiento de 50 hectáreas comprende un amplio espacio de jardines y parques para la comunidad local y los visitantes. El complejo amplia el museo con un centro de aprendizaje y proporciona instalaciones locales en el oeste de El Cairo. Estas diferentes funciones supusieron una dificultad en el diseño del museo. Además de conducir al visitante era necesario cubrir las necesidades de seguridad, a la vez que se promovían las visitas locales.

Los edificios y el paisaje se integran completamente, de manera que el visitante experimenta una transición gradual a través de diferentes estratos desde el exterior al interior. El museo se desarrolla en torno a la premisa de que las piezas claves, las Pirámides, están detrás del edificio, conectadas visualmente.

El emplazamiento del Gran Museo de Egipto se sitúa a dos kilómetros de las pirámides. El Plan Maestro une las Pirámides con el museo en un eje visual integrado en la estructura geométrica del lugar. El museo se vuelve parte de la lectura monumental existente en el paisaje, entre la meseta del desierto y el valle del Nilo.

Por medio de una serie de manipulaciones topográficas el paisaje se pliega, emerge y se fragmenta para ocultar los edificios secundarios del museo, que incluyen dos restaurantes, instalaciones para el personal, cafeterías, venta de billetes y el gran complejo central de energía y acondicionamiento.











Propuesta arquitectónica

La propuesta para el Gran Museo de Egipto configura un nuevo 'borde' en la Meseta y crea una elegante ladera que se asemeja a un fino velo de piedra translúcida, estructurada en base a una geometría fractal, abriéndose y cerrándose como pliegues en la arena del desierto.Visto desde El Cairo, esta nueva fachada grabada de piedra translúcida crea una identidad dinámica; desde dentro del museo, esta superficie traza una nueva trayectoria visual hacia las Pirámides.

El cerramiento del museo puede entenderse como un ritmo de estructura (física) y un espacio (como resultado) que se pliega con la fachada de la Meseta, convirtiéndola en arquitectura e intensificando su imagen atemporal.








No hay comentarios:

BUSCA TUS TEMAS FAVORITOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LOS ARTÍCULOS MAS LEÍDOS DE LA SEMANA

TE INVITARNOS A SEGUIRNOS